¿Cuáles son esos beneficios menos conocidos que nos aporta el pilates?
Aquí te los contamos:

1. Dormir mejor: una sesión de pilates de al menos 45 minutos y tu cuerpo estará totalmente relajado y tonificado. Eso te hará dormir como un bebé. Sólo un consejo: no hagas las clases con el estómago lleno ni justo antes de acostarte. El cuerpo necesita su tiempo para asimilar los ejercicios y alcanzar el estado de reposo.

2. Es terapéutico: puede ser practicado por personas de diversa edad y condición física. Hacer deporte nos ayuda a sentirnos mejor, y de alguna manera nos hace más felices. ¿No te parece esa la mejor terapia?

3. Mejora tu postura corporal. Al trabajar los músculos de la espalda y el abdomen, mejora automáticamente tu postura corporal. Tras unas sesiones notarás que tu espalda es más fuerte, caminas más ergido y te sientas más derecho en la oficina.

4. Aporta conocimiento personal: Pilates es un método que conecta tu cuerpo y tu mente y te hace trabajar mucho en la respiración. Estos ejercicios de alguna manera aportan conciencia sobre el propio cuerpo, experimentando nuestros propios límites y sintiendo como mejoramos y somos más flexibles en cada sesión.

5. Sirve como entrenamiento complementario para los atletas de deportes de alto rendimiento. Nosotros siempre recomendamos realizar actividades de cardio y combinarlas con otras de tonificación. Pilates es una práctica perfecta para aquellos que quieren complementar sus sesiones de “running”, nado, tenis o ciclismo. También para aquellos que hacen sesiones de cardio para perder calorías y quieren también fortalecer la espalda y el abdomen.

6. Aporta confianza y seguridad: Joseph Pilates decía ““En 10 sesiones sentirás la diferencia, en 20 sesiones verás la diferencia y en 30 sesiones tendrás un cuerpo nuevo”. Este cambio nos hace sentirnos más seguros y contentos con nosotros mismos